Florencia travel with Original travel.



Buenos días mis amores; como habéis pasado el finde? Nosotros hemos estado de feria, asi que ya os lo podéis imaginar!
Como os dije, iba a dividir el viaje a Italia en tres post diferentes, Roma, Florencia y Venecia, y hoy, os traigo la segunda parte de nuestra aventura, esta vez en Florencia.
El post de hoy, será un poco más corto que el de Roma, ya que allí pasamos 5 días y en Florencia solo dos, y uno de ellos, encima nos llovió, pero bueno, lo bien que lo pasamos no es un impedimento para unas gotitas de lluvia!
Como ya sabéis todo este viaje lo hemos hecho gracias a Original Travel, que nos han dado la oportunidad de alojarnos y desplazarnos de una ciudad a otra con ellos.

Llegamos  Florencia tras dos horas de tren desde Roma, y cuando vimos el hotel en el qu enos tocaba alojarnos nos dimos cuenta que estaba justo al lado de la estación; no sabéis la alegría que me dio el tener que desplazar mi maleta solo unos metros..jajaj
Lo mejor de todo es que a un lado teníamos la estación, y al otro la increíble catedral.
Nos alojamos en el hotel Della Nazioni; un hotel con aire barroco cuyas habitaciones parecían mini apartamentos; la nuestra en concreto con un pedazo de salón y tres camas; lo más de lo más!

Nada más deshacer las maletas, fuimos a comer y poner rumbo para ver esta maravillosa ciudad. Alex llevaba puesta la camiseta de la Fiorentina, y todo el mundo le paraba y le decía "love your t-shirt!"
Cuando comenzamos a andar, solo tuvimos que cruzar una calle para encontrarnos con la maravilla de catedral de Florencia, en la plaza del Duomo; sinceramente me quedé boquiabierta, había visto muchas fotos, pero nada se asemejaba a la inmensidad de arte que teníamos en frente, ya os digo, una auténtica maravilla. Recorrimos la plaza y nos sentamos frente a la catedral a tomarnos un helado y contemplar la cantidad de turistas maravillados ante semejante edificio.
















Continuamos andando rumbo a la tienda oficial de la Fiorentina, ya que le iba a hacer a Alex un regalito de allí, y nos encontramos con que había una cola impresionante en la puerta, asi que decidimos esperar para ver de que se trataba. Resulta que dos de  los jugadores iban a pasar la tarde allí en la tienda haciéndose fotos y firmando autógrafos, asi que como buenos futboleros nos hicimos la foto con estos dos jugadores; claro, imaginaros la cara de Alex, que encima llevaba puesta la camiseta del equipo, todo de casualidad..jajaja 


Cuando salimos de la tienda vimos algunas tiendencillas que estaban en la plaza, como gucci, prada y demás; es lo que más me sorprendió de Florencia, el alto poder adquisitivo; ibas paseando y te encontrabas una tienda de Chanel, pero es que salías a una plaza y te encontrabas otra tienda de Chanel, un Gucci, Dior, Louis Vuitton, Michael Kors, Victoria Secret, y así cada calle que recorríamos, fue una pasada, la verdad..jajaja


Nos fuimos al hotel y descansamos un rato para poder salir por la noche a cenar.
Cuando salimos, fuimos a la Piazza de la Signora; donde se encuentra el Palacio Veccio donde ocurra la trama de otra película que nos encanta, Inferno; una plaza impresionante, y el palacio una auténtica maravilla. Era de noche, pero eso no quitaba la cantidad de turismo que había en la plaza contemplando la majestuosidad de este palacio.
Seguimos con nuestro paseo hasta que desembocamos en el puente Veccio; me enamoró por completo, aunque es más pequeño de lo que me esperaba, la verdad. Tampoco nos paramos mucho porque teníamos ya hambre e íbamos a visitarlo al día siguiente de día.








 


Una vez cenado y de vuelta al hotel vimos un rato "la que se avecina" en el móvil ( ya que en la tele solo había canales italianos) y a descansar.

A la mañana siguiente, bajamos al desayuno, sonde Alex, una vez más se hinchó a tostadas, y es que las tostadas de Italia tienen algo que las hace únicas.
Hoy íbamos a visitar la basílica de San Lorenzo y el puente Veccio.
Cuando llegamos a la plaza de San Lorenzo, había un mercadillo; y claro, como buena blogger no me pude resistir, y Alex estaba muy receptivo en ese sentido, asi que mejor qu emejor.
Lo que más me gustaba eran los bolsos (como no) y le había echado el ojo ya a uno con el detalle de la flor de Fiore, algo característico de Florencia, a demás un bolso que no paraba de verlo por todos lados. Estuve dudando, ya que allí, nada es barato, pero al final cayó y me lo llevé para España jajaj
Seguimos paseando, y visitando basílicas y monumentos hasta que volvimos a llegar al puente. De día me impresionó mucho más que de noche, igualmente precioso, pero sus característicos colores lo hacen único. Un puente lleno de joyerías y tiendas de lujo, no os parece original?










Seguimos andando y llegamos al mercado porcellino, un mercado típico de Florencia, donde se encuentra la estatua de un cochinito, y dicen que si le tocas el hocico, tendrás buena suerte, así que eso hicimos!
Allí me volví a enamorar de otro bolso, pero ya con el que me había comprado por la mañana era suficiente..
Fuimos a comer a una pizzería en la Plaza De San Lorenzo y de vuelta al hotel a descansar.



Salimos por la noche un ratito pero empezó a llover, asi que compramos un McDonald y nos lo llevamos al hotel para descansar y hacer la maleta que al día siguiente teníamos que poner rumbo a Venecia!